Seguidores

jueves, 10 de marzo de 2011


Si por casualidad alguien espera que me marchite como una hoja y se me lleve el viento... 
Ese alguien va a llevarse una gran decepción.


Yo no vivo del "que dirán si...". La verdad es que me da igual que hablen o no hablen de mí. Muy pocas personas me conocen realmente así que hablen e inventen lo que quieran de mí. Yo no me enfado, y no salgo a atacar a la primera porque ya tendré tiempo de devolvérsela a quien sea, o quizá no porque estoy bastante segura de lo que soy, digo o hago.
La verdad, es que las situaciones así me hacen gracia, porque me hacen pensar de esa o esas personas que no tienen nada más interesante que hacer que hablar de mí, ¡Qué digo! de mí y de todos, porque esa es la nueva moda ¿no? Pero bueno...ya no es mi problema que sus vidas sean tan patéticas.

No hay comentarios:

Publicar un comentario